20060530

LAGRANCAPITAL
La historia de un pais lejos de aca donde un dia unos alumnos de liceo intentaron cambiar las cosas.

Los escolares salieron de vacaciones de invierno a las calles. No fueron al cine. No se quedaron en la casa. Se pusieron de acuerdo por el MSN y se juntaron en el metro sin que los papas supiesen. Aburridos de que otros estuviesen mejor que ellos, y a su vez, esos "ellos" sintiesen que los otros estan mal, se aliaron y se tomaron las avenidas para reclamar una competencia mas justa. La ciudad esta en conflicto, y nadie se da cuenta. En las veredas y los balcones los civiles miran. La tele tira un programa de espectaculos. Son las 2 de la tarde.

Los vigilantes son uno de los bandos. Ladran en las protestas como un perro a un patio. Con sus tanques que no se destruyen, avanzan con los niños, como si Mazinger Zeta estuviese caminando. Los burocratas (los mismos del viejo hit: "Nosotros hace 3 años estamos hablando de lo mismo, pero no hicimos nada) estan asustados, por eso le exigieron al bando color verde que por favor se encargase de provocar a los pequeños manifestantes (de ese lugar lejano) por que como no saben de la vida, reaccionan entorno a estimulos. Y asi, los chorearon y comenzo a desatarse el caos.

En las noches, los chiquillos se toman los colegios, donde aprendieron poco y nada. Primera vez que quieren ir todos juntos a clases. Pero decidieron expulsar a sus profes. Y ahora ellos mandan. Y se mandan mejor que todos.

El presidente no habla. Declaró: "este mandatario se la va a jugar por la educacion". Luego entro el dinosaurio Barney y canto "te quiero yo y tu a mi". El ministro de la cartera, el raton mickey, dejo a su cargo a un pokemon de subsecretario.

Jugando al "corre que te pillo" con los periodistas y los escolares, la tarde se lleno de un aire con olor a limon, donde corrian lagrimas. Y los neonazis, que eran mas de los que pensabamos, salieron a amenazar en las noches. "Que hijos de puta" penso todo el mundo. Pero nadie levanto la voz. Solo los niños, que son mas valienten y que no tienen miedo. Por que esa frase de "la vida es corta" para ellos corre de verdad. Por eso mismo, los oficinistas, los ex luchadores, los que cambiaron su vida por una empresa previsional con filiales en suiza, namibia y patolandia les tocan la bocina.

El cerro frente a la fortaleza de cristal alberga a los que pelean contra Mazinger. Los vigilantes ahora son vigilados por camaras digitales baratas. El truco ya no funciona: todo el mundo los mira, bobos e ignorantes, pegandoles a los que pudiesen ser sus hijos.
La noche cae y los niños vuelven a sus fortalezas. El pais, lejano, acaba sus transmisiones y solo los locos salen a las calles. Hace demasiado frio. Las injusticias siguen ahi, pero moriran con la conciencia tranquila por que no se quedaron rascandose el higo, como sus hermanos, o sus papás.

Ojo, que esto paso en otro pais. Y colorin colorado, este cuento no se ha terminado.

Dulces sueños escolares. Se los merecen.

3 comentarios:

  1. La juventú de hoy tiene una falla genética llamada evolución.

    ResponderEliminar
  2. no hay nada más que decir copano...solo hay que hacer...

    ResponderEliminar
  3. valentina9:49 p.m.

    " SEMAOS REALISTAS
    PIDAMOS LO IMPOSIBLE", francia mayo del 68....al parecer, en mayo, los estudiantes quieren revolucion


    "movil oil special", esa cancion representa toodo lo que esta pasando, ESCUCHENLA!!!

    ResponderEliminar