20070709

ELCOLUMNISTAQUETODOSLLEVAMOSDENTRO

Ultimos materiales dominicales. Carguenlos a sus PCs. Opinen como siempre.

LA COPIA VIRTUAL DEL EDEN
Nicolás Copano / La Nacion Domingo

Estaba pensando en mis 30 años, cachando que hay pocos comunicadores de esa edad y que incluso los más jóvenes se comportan como si tuvieran 70. Pero me conecté para pensar otra cosa y no angustiarme imaginando cuánto, con el tiempo, iba a transar.

La soledad en Internet es similar a la humana. Imita esa falta de sentimiento que parece invadirlo todo. Escasez de compromiso en cada esquina. No hay debate en Internet que no termine con “puta, este tema es una hueá”, sin que ni siquiera haya alcanzado a tomar un rumbo. El instinto es botar. Pegarle palos a Gepe sin que todavía haya lanzado su disco, o criticar un programa de tevé antes de que salga al aire. No hay tiempo para armar nada. Pero, aunque sea involuntariamente, los hits de la red responden a la necesidad –subconsciente– de sortear esa condición. La caída de Edgar, el más popular video viral del verano pasado, podía pasar como un video loco cualquiera hace cinco años, de esos que mostraban Eliseo Salazar, Alvarito Salas y el detestable Checho Hirane (su programa en la radio es tan facho como el de Bill O’Really en el cable gringo). Pero mirar –y modificar– ese corto instante en el que botan y humillan a un hijo de vecino se transformó en una necesidad. Porque es parte de la realidad, no está mutado. Lo que a la gente le gusta de los programas de talento es justamente lo más patético: ese ruego por fama, esa búsqueda de la salvación. El éxito de los realities de MTV no es consecuencia de un público más inhumano, aunque a veces así parezca por la frivolidad con que se visten y comportan. Se trata de una forma torpe de sortear lo plástico. En general, la ironía está cada vez más plástica. Es un estándar. Ahora que todos podemos ser graciosos marcando la tecla South Park, dejamos de lado el compromiso más vital. Importa un culo la idea noble de intentar armar mediaguas (aunque, sinceramente, más valdría que esos chicos trataran de que a la gente pobre le diesen trabajo digno, en un país que se supone que crece con la misma calidad que las corbatas de Andrés Velasco, pero la intención es la que salva), porque en la tele es más útil mostrar a los marginales y delincuentes y, de ser posible, vincular sus comportamientos con los de la gente más humilde. Mostrar la violencia en las poblaciones y en el Patrimonio de la Humanidad, en vez de hurgar, o al menos intentar hacerlo, en las razones que tienen para comportarse así; en por qué tratan de evadir la realidad comprando y vendiendo drogas que les perforan el cerebro, y en el motivo por el que sus hijos no recibirán una educación como la gente.

Cuando nadie corre siquiera el riesgo de rescatar y el valor de las cosas se restringe al miedo, nada avanza. Así adornamos nuestras ciudades con las imágenes más cruentas; así vamos colocando rejas electrificadas, guardias, policías, vigilancia dentro y fuera de nuestras casas, hasta que nos encontramos absolutamente monitoreados, incluso cuando vamos al baño. ¿Y quiénes ganan? Los negocios, fileteando nuestra privacidad para cobrarnos por ella, claro que al mejor precio: tres cuotas, sin interés. Sin interés por nadie, claro. Como esos “comunicadores” que te hablan de discos, se visten con prendas bonitas y se esfuerzan en parecer inteligentes. Hay más ego –y más egoísmo– en tratar de parecer inteligente y buscar el halago de los tres amigos locos y artistas, que en los cabros tontos de “Rojo”, a los que en el peor de los casos simplemente no les da. ¿O no es patético dormirse sabiendo que decidiste darle pantalla a Roberto Dueñas sólo para pagar tus cuentas? ¿Saber que estás fomentando la mediocridad, botando cualquier talento creativo? Eso es jugar a ganador sin siquiera apostar. Es quedarse en la esquina mirando el incendio sin siquiera acercar un vaso de agua para ayudar. Un espanto. NICOLAS COPANO

EL DERECHO DE REIR EN PAZ
Nicolás Copano La Nación Domingo

Chile me obligo a terepearme”, pienso, mientras observo en la oficina de mi sicólogo un cuadro de la Presidenta. “Se parece a la parodia”, sonrío, mientras la televisión nacional –la de todos, según cuenta la publicidad– exhibe “Pasiones”. A esta altura, un servicio público. Es que todos estamos deprimidos. Como hace años nos rompieron el amor propio, en el colegio, la universidad o la oficina, estamos incapacitados de amar normalmente a los demás. Por eso, mejor ir a la tele. Mi gran obsesión: nada más y nada menos que “Nada que ver”, la serie de Sony, es uno de mis grandes “pero por qué” de la semana. Un hijo de Internet, un pupilo de “Los Simpsons”, un consumidor de “The Onion”, no puede sino reírse de un país donde un chiste –es decir, un programa que se ríe de todos los chistes de Latinoamérica, o sea, de sus mandatarios– provoca que el vicepresidente del Consejo Nacional de Televisión (un órgano que debería velar por la libertad de expresión y no por limitarla; contribuir a crear mejores medios y no apuntarlos con el dedo y multarlos por culpa de viejas alcahuetas que se asustan con cualquier cosa que se salga de la normalidad de los peinados de las conductoras de noticias) advierta que castigará a quien se ría de las autoridades. Y, lejos el mejor sketch de todos, que él mismo se jacte de no haber mirado la serie. ¡Coloquen risas grabadas en sus casas!

Este país, caracterizado por su cobardía, ha inventado que todo el mundo es jefe e intocable. Cuestión que no es más que una idea nacida de nuestro estilo inquilino de mirar el mundo. Como alguna vez dijo un columnista –de cuyo nombre realmente no puedo acordarme–, “la palabra conchesumadre en Chile evita cualquier crítica o revuelta social”. Y es cierto: toda la descarga se hace con el insulto, la puteada, la torpeza. No hay humor inteligente ni comediantes que tomen esa bandera. Los que hacen chistes, en general, son furibundos y corporativistas, por lo tanto incapaces de reflejar la sociedad: nadie que no puede reírse de sí mismo puede reírse de los demás de manera inteligente. Además, por cierto, de que poseen un sentido de la autocrítica bastante marginal; en general, hacer stand up comedy no es mucho más que imitar a Coco Legrand, pero acá, en vez de trabajar para que la gente se divierta, juegan a posar como si estuvieran en la NBC.

Es cosa de mirar a las sociedades más desarrolladas, donde el cómico judío, afroamericano o latino busca desnudar a los demás desde la parodia de sí mismo y sus propias obsesiones. Acá, con suerte, todo termina en los peruanos o en la suegra, la gran extranjera del hogar. La obsesión es siempre el otro. Y como nadie pierde aquí, tampoco nadie gana. Todo se queda en un angustiante término medio.

Cuando entro a la sesión y empiezo a hablarle al sicólogo de mis sustos, tengo claro que, en general, son culpa de la inseguridad. Pero nadie puede oír frases como “es que el medio es chico” sin sentir al menos un aire frío en el cuerpo. Es ahí cuando a uno le da lata contribuir, quedarse y pelear, y piensa en irse a lugares más grandes, con más y mejor aire, más allá de nuestras fronteras. Pero quiero que mis hijos puedan reírse tranquilos, que se expresen como la gente cerca de sus abuelos y que sientan orgullo de las puertas que les abrió por mi generación. No necesitamos gente como Marcelo Forni, que nos diga de qué podemos reírnos. Pero no me dan miedo. A lo más me dan material para escribir y reírme de ellos. Lo que sí me tiene harto son las medidas de lo posible, y más me decepciona pensar que hay algunos en la Concertación que pueden creer lo mismo que ellos. Últimamente, incluso, he pensado en que hay gente en la derecha que es más confiable: por lo menos sé lo que piensan y les puedo discutir. A las puertas, llenas de silencio, no pues.

LA TELE EN QUE VIVIMOS
Nicolàs Copano / La Nacion Domingo

“Pobre gente”. Es lo único que puedo pensar enfermo. Hago zapping y todos los canales chilensis emiten porquería. Maldita gripe que me tiene relleno de jarabes, sicotrópicos y limonada caliente. Lo único que quiero es salir de acá a hacer deporte… ¡y eso que yo nunca he hecho deporte! Menos mal que tengo cable y consolas, lo que ya me hace parte de un grupo más selecto. Ejem. Es que si viviera sólo con TV abierta me pego un tiro: todos los días, todas las horas, una tele barata que genera lucas y se maneja con una lógica sectaria. ¿Quién se queda con todos los recursos? Grandes escenarios, ideas, franquicias para que aparezca el hijo de Jorge Hevia y la hermana de Cecilia Bolocco como los estándares de la simpatía. Eso es lo más importante de nuestra tele. Y harta mina rica. Y harto Youtube mal ocupado con chascarros, o sea, miles de secuencias de gente lesionada. Y harto pelotudo con rasta que no sabe hablar. Así, en primer plano, diciendo una frase cortita pa’ que no se le traben las neuronas. Y vamos con el móvil con la viejita llorando. Y, y… ¿a quién más que al tipo que inventó todo esto le importa? A nadie, de verdad. Pero como no hay opción, vamos a comerciales y ya volvemos, que a la vuelta tenemos que seguir hablando de la misma idiotez que estamos discutiendo en nuestro inquisidor panel desde hace una semana.

Es cierto: la gente no quiere más cultura. No la procesa. No le interesa, no tiene tiempo. Que la gente lo exija en encuestas y debates es una expresión del cinismo de nuestro pueblo. Lo que quizá sí desea son productos más complejos, desarrollados, donde se note más trabajo, donde se destierre el ochentismo y esas preguntas históricamente huevonas cómo “¿quién es más infiel, el hombre o la mujer?”. Puras pelotudeces. No es muy difícil darse cuenta que “Lost” la llevó el año pasado porque no era lo de siempre. Era más intrincado, permitía imaginar más. Multiproductos que den para extensiones. “Spinoffs”, les llaman los gringos. Pero acá lo que le falta a los canales no es plata, sino paciencia. Por eso estamos llenos de programas malos, efectistas, baratos en concepto y precio, que la gente deja de fondo para no sentirse tan sola, porque en realidad son imposibles de ver. Si no me cree revise en Internet el estudio del Consejo Nacional de Televisión (www.cntv.cl) sobre la percepción de la calidad de los contenidos exhibidos: el 58,8% no está satisfecho con lo que pasan.

Y la mala calidad no es privilegio sólo de los shows para la señora Juanita, esos donde hablan día y noche de con quién se acostó el Mago Jiménez, el Mago Valdivia, Harry Potter o quien sea. También la televisión juvenil, que en realidad nunca ha sido para jóvenes y sólo se limita a usarlos. Y ahí, si me permiten, sí que puedo levantar la voz. ¡Basta de ocupar sus cuerpos, sus mentes y su inexperiencia con tal de ganar lucas! No hay nada más indignante que esos espacios donde un jurado usa la ambición de la gente para reírse de ella. No hay nada peor que los talk shows donde los sientan para hacerlos llorar, para que sufran como los adultos. Eso es egoísta, indignante. Ese invento de Álex Hernández, el director de “Mekano”, ahora repartido en todos los canales, es grotesco y perverso. Dejen de jugar con niños, por Dios. Dedíquense a hacer buena tele, donde muestren a los jóvenes haciendo algo que no sea lamentarse. O que propongan cosas. Eso estaría bueno. Que alguien pusiera una puta idea sobre la mesa, de una vez por todas.

LA BELLEZA DE TONTEAR
Nicolás Copano / La Nación Domingo

Admito mis pecados: por más alma de newsjunkie que tenga, mi felicidad de weekend se potencia al saber que desde el viernes no ocurrió nada en Chile. Suena terrible, pero permite relajar las neuronas en actividades en pro de la humanidad –virtual, obviamente, no me pidan salvar el mundo– tan apasionantes como eliminar la delincuencia en Crackdown de XBOX 360, o ser un campeón mundial de Wii Sports. Venía de una semana agitada, con un Iturraga Neumann que nos regaló un jueves al más puro estilo “¿Dónde está Wally?”, y con las lluvias, que desde el miércoles mostraron pozas, pasos bajo nivel transformados en parques acuáticos y… ¡chan!… gente pobre en la tele. En verano, prácticamente no hay pobres en los medios, a menos que se estén burlando de ellos en esos programas que dicen ayudarlos “con todo el cariño y la buena onda”, al estilo de “Veredicto”, de Mega, un espacio altamente recomendable por lo bizarro de sus casos y su maravillosa jueza, Macarena Venegas. Con ésa me voy a prisión con gusto y grabo todo, como en las películas que pasan en las piezas de los moteles baratos. En todo caso, siempre me han parecido algo chocantes los concursos y shows donde la solidaridad está enfrente: cuando uno ayuda nace del corazón, y no del interés por el rating. ¿Qué es eso de cantar por un sueño? Porque si hay ocho gana uno, o sea quedan siete sueños afuera. Tremendo. Pero así, con la aparición del sol, el viernes se apagó el país. Nos dimos cuenta en la radio, cuando ni siquiera tuvimos que hacer síntesis de noticias por la mañana. La vida de un locutor de radio que se despierta temprano siempre tiene tintes sicópatas: sin ni siquiera saborear el primer café, te encuentras frente a un mundo lleno de desgracias y catástrofes de toda clase, que se supone que tienes que superar para poder animar a los auditores y no transmitirles tu angustia o tu asco. Es irónico, pero admito que me encanta decir: “Estamos a punto de morir, pero ¡calma! ¡Vamos animados!”.

En medio de ese apagón surgió mi gran inquietud de la semana, además de buscar el regalo perfecto para que mi padre no me desherede. ¿Por qué el ser humano tiende a llenarse la cabeza de basura? Sé que no soy el personaje más indicado para decir algo así, tomando en cuenta el show interactivo de videos en que trabajo (www.viax.cl/canalcopano), pero no pude dejar de sorprenderme mirando a un chico de 15 años al cual llaman “Capitán Marmota” (¡búsquenlo!) diciendo frente a la pantalla “soy un imbécil”. Imbécil. Esa palabra parece adornarlo todo. Porque Internet no es una excepción: sólo miren la tele.

Atención, Ministerio de Salud: hay rostro para una futura campaña del condón. Es mujer, es joven y llega a todas las edades y estratos sociales. Casi sin que nos diéramos cuenta ha nacido una líder de opinión, porque basta que diga una frase para que la sigan todos los canales en cadena nacional, desde el matinal al segmento deportivo de las noticias. Su nombre es María José López.

“Mi relación con Pinilla es tan importante como las que he tenido con tres mil tipos más”, declaró –metafóricamente, por supuesto– nuestra desopilante versión de Paris Hilton. Más allá de que las matemáticas no den, considerando que la moza tiene sólo 18 años, podemos concluir que esta chica recibió clases de educación sexual de primera calidad, ya que, por lo que se ve, no tiene ningún tipo de ETS. Aprovechamos de aclararle, al público y a Coté, de que ETS no es ninguna disco en Ibiza. Estimados lectores adolescentes: dejen de simular que están estudiando mientras chatean y busquen el término en Internet. Se van a hacer un favor. Algo que aprendamos entre tanta idiotez.

23 comentarios:

  1. Anónimo8:43 p.m.

    TE AMO NICOLAS ...
    :)
    Cata___

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:43 p.m.

    YO YA NO LE DOY PANTALLA A NADIE...ME OBLIGARON A RENUNCIAR A ELLA.
    MENOS A LOS HERMANOS COPAAAANO POH....OBVIO jajaja.
    Pero yo hice como tronic y prendí mejor la radio jaja. (Mi Rocka!!).

    BUENO, NOS VEMOS POR AHÍ AUNQUE NO TE LO ESPERES JAJA.
    cuidate, chaooo.
    =)
    ( SOFIA...)

    ResponderEliminar
  3. "LA COPIA VIRTUAL DEL EDEN"
    pero, desime, estas cosas muchos las saben, otros lo desconocen y algunos simplemente no ven necesario cuestionarse en cosas que realmente saben que no les servira hacerlo.

    "EL DERECHO DE REIR EN PAZ"
    pero el amor propio uno mismo
    lo puede crear, al igual que
    la felicidad, claro está que cada uno tiene su manera, algunos
    solo viviendo la vida, otros
    cortandose, unos pocos jamas
    los han dañado, e faltan aquellos
    que tienen sus propios metodos.

    "LA TELE EN QUE VIVIMOS"
    ¡el deporte es rico,
    el basquetbol es bueno, hace que
    liberees todo o.8!
    "la gente no quiere más cultura";
    tampoco quiere comida sana, ni sabe lo que pasa con sus hijos ò.o, la gente no sabe! la gente sabe nada y nada mas que nada bloh bloh nada ¬¬, la gente solo le importa la farandula y wäas u_u.

    "LA BELLEZA DE TONTEAR"
    "Estimados lectores adolescentes: dejen de simular que están estudiando mientras chatean"
    xDDD ahaha, sí, sí, podria ser, pero, vamos, hay que disfrutar la infancia =).


    bien, quisiera comentar, pues, me pregunto, eres conosido por varios medios de comunicacion, al ser esto, mucha gente (o ni tanta) viene a 'postear' 'dejar un mensaje' pero es acaso que escribes estos enormes textos para que estos los lean? para tu propio desaoguo? para seguir la corriente de un blog y hablar de cosas para que ignorantes crean que eres culto e inteligente al hablar de todo esto ?(no va de mala forma todo esto :D)

    pues la verdad, pasaba tiempo cuestionando todo esto sobre la sociedad, la gente, la vida, los sucesos, pero,¿sabes?
    ¡me di cuenta que uno (en mi caso, tal ves no todos) no se puede ser feliz si se cuestiona tanto!
    ¡ya ni queda tiempo para uno mismo!
    para pensar en estupideses, en vivir la vida loca, en disfrutar todo.

    creo que comente mucho, ¿por ahora?
    admito que ni la más minima idea tengo del porque comento aquí, tal ves sea uno de esos encantos de la television aunque suene estupido.

    ademon.

    ResponderEliminar
  4. el mejor...
    "la belleza de tontear"
    me encanto tu comentario...

    te veo toodos los dias a ti y a tu hermanito en canal copano... k manera de reirme... k manera de alegrarme el día...

    besos niño...
    k estes super...
    =)

    aiiOz!*

    ResponderEliminar
  5. Hola Nicolás. Debo decir que fiel a mis prejuicios, no esperaba encontrarme con estas palabras en tu blog. Pero debo decir que me sorprendí gratamente. No sé si aún estamos en condiciones de seguir justificándonos en la dictadura y en su socialización uniforme y represiva, para explicar la falta de discusión, reflexión, propuesta, sueños... por negarnoa a una aproximación para comprender el fondo tras la forma. Tantas señales hay desde las instituciones del Estado, los medios de comunicación masiva y los poderes fácticos de convertirnos en una cifra de habitantes pasivos, cuya participación se restringe al mercado...
    Al menos yo intento estar en el otro lado de la moneda, el de la propuesta, el sueño, la que cree en el rol de la sociedad civil, y la apropiación de los espacios... Creo que somos varios que aún nadamos contra la corriente...

    Hartos saludos. Comenzaré a leerte en La nación Domingo...

    ResponderEliminar
  6. (knockout)

    me encanta tu capacidad de análisis, por eso es un agrado leer tu blog... créeme que algunos mayores no podrían hacerlo mejor que tú, o al menos con esa distancia de miras.

    ... con respecto a lo que comentas, me traspasaste un sentimiento de impotencia, pero no mala eh? sino de la que va en contra de la vulgaridad y pienso que en ésto las cabezas buscan el poder y por el camino más fácil... con todas las tácticas posibles, porque al fin de cuentas no quieren rivales ni sombras... también los tontos son útiles para sus intenciones. Ellos quieren manejar las grandes ideas sin discutir, sólo persuadir.

    que tristeza!

    (lindo! desde acá un beso)

    ResponderEliminar
  7. Katze.nat10:14 p.m.

    Citando a quien hizo un comentario anterior "¡ya ni queda tiempo para uno mismo!"

    Wn, creo que ese precisamente es el problema. Lo peor es que nisiquiera se trata de no tener tiempo, sino que nadie se da el trabajo de detenerse a pensar, a reflexionar, a llevar a palabras la realidad en que se vive.
    Una gran mayoría, y me atrevería a decir conformista, reclama por falta de tiempo. Tiempo que siempre existe cuando surge un problema que afecta directamente a la persona; El tiempo egoísta, aquel que se convierte en una competencia interminable de quién está peor que el otro. El que impide los cambios, las mejoras. Aquel que rinde y rinde para todo tipo de manifestaciones y exigencias que se sobre-entienden al cansancio, y que apenas alcanza al momento de otorgar una solución concreta.
    Total, en los otros está la respuesta y acción para solucionar mis problemas. Por mientras, dejaré que el tiempo siga su camino, por que puta que avanza y no me alcanza.


    Por otra parte considero que la existencia y el fomento por el sentido de preocupación colectiva, o "servicio social" por decirlo de alguna manera, a un nivel de conciencia y no tanto apelando a la sensibilidad o al sensacionalismo, por parte de un gran porcentaje de los medios de comunicación y en si en las bases educacionales del país, deja bastante que desear...
    Já, después de todo dudo exista alguien que alguna vez no haya defendido sus intereses de manera absurda y egoísta.



    Lo bueno, es que siempre podemos encontrar quienes se dan cuenta de ciertas cosas, se dan el trabajo de expresarlo. En mucho de lo que comentas te encuentro la razón, en otros aspectos hay posturas bastante discutibles. Y bien, creo es la idea. El debate. Analizar el medio y no sólo vivir por vivir.

    Todo se convierte en simplicidad casi absoluta cuando existe gente que te hace pensar, poner los pies sobre la tierra un momento. Se da la razón se crea esa "conciencia social del momento", el pensar "wn, de verdad nos gusta llenarnos el cerebro con bosta", el problema es que no va más allá de "Hmmm, este programa es una total porquería, cero aporte" y... de alguna u otra manera más de alguna vez quedará el televisor informando sobre la copusha del momento. Mal...

    ¿qué pasa con las nuevas e interesantes propuestas?, si logra traspasar todas las barreras e instalarse en algún buen horario de sintonía, comienzan las críticas.
    Otro problema, "que demasiado intelectual", "que muy ridículo", "cero sentido de la estética (digamos si se muestra a la típica mujer chilena)", "que muy fome", "que no sé, no se me ocurre pero prefiero verle el trasero a algún tipo o tipa, antes de que se me activen las neuronas", y etc. Frases similares, conocidas e inventadas por todos los críticos con complejo intelectual incapaces de hacer algo sólo comentar lo mal que está todo (así como yo, maybe), se pueden agregar.
    En fin, ¿qué sucede?, nadie toma en cuenta lo nuevo... que pasa a ser desechado de manera automática y obligado a buscar otros medios para darse a conocer.

    Una lata, todo sigue avanzando con lentitud, mentalidades creadoras y valiosas huyen al extranjero donde existen quienes valoran la inteligencia y capacidad. La masa sabe que consume basura, pero rechaza tajantemente el cambio del producto.

    Y nada...


    Todo CASI igual.



    ¡Suerte!


    Francesca.

    ResponderEliminar
  8. KmiiTa8:22 p.m.

    m enknTo todo esTo.... i La verdad Tienes razon...
    m aLegro k puedas Trasmitir este tipo de mensajes a La gente, especialemnte a jovenes, por que de alguien km nosotros el mensaje llega algo mas claro.
    soLo no dejes de dar Tu opinion... k de apoco vamos cambiando Las cosas... aki Tienes aLguien k T apolla

    ResponderEliminar
  9. Está super lo que escribes.. Me parece bien tu punto de vista frente a todo a lo que te refieres..

    Sobretodo eso de cuando en el msn ponen estudiando, lo encuentro patético, para que chatear si estudias??
    Por qué tanta basura en la tv..?
    La verdad, a mí me pasaría lo mismo sino tuviera cable..
    Me mataría.. Solo farándula, y lo que encuentro peor es que a la gente le interesa la vida de los demás..!

    Bueno eso, me hciste reflexionar..

    Me gusta lo que haces, escucho tu programa radial.. Y siempre me pregunto.. Cómo lo hace este tipo para tener tanto ánimo a esas horas?? Ahora comprendo..
    Y Canal Copano, igual lo veo, me río mucho...

    Bueno eso, en serio pensé...

    Muchos saludoos!

    Me retiro..

    ResponderEliminar
  10. Bueno, primera vez que leo tu blog y me sorpredio, es distinto al humor que hay en canal copano y en tu columna de puntonet(sin creerme sicologo, que los detesto, se nota un Nicolas más crítico), Con respecto a la tele, oye, el objetico de un programa es el comercial, tanto trabajo, llegar a las 10 de la mañana para empezar el programa a las 6 de la tarde, aque va? a aparentar felicidad y que todo este tan bien encajado que cunado llegue el momento de presentar al auspiciador, logren captar a la la mayor cantidad de consumirdores disponibles, para que asi el programa siga en la tele y siga viviendo para por y con el auspiciador. Es como el pensamiento de Pablo Hunneus pero no tan lateador.
    Y lo que me encanto fue el derecho de reir en paz, lamentable lo de "nada que ver" realmenete una ironia total, capaz de poner en la mesa cosas de la que nadie sa da cuenta, y para los Chilenos darnos cuenta de que es lo que se proyecta de nosotros en latinoamerica y que es latinoamerica para el mundo, quizas. Y la censura del consejo nacional de television es un asco, de la película "el codigo da vinci" quitaron un par de inutos del autoflagelo...para que? hasta cuando se nos manipula tan descardamente la información en pro de que?

    Bueno eso, cuidate y pasa por mi blog, no es tan distinto.

    Adios

    http://inyectate-mercurio.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. savi que
    todos dicen que noc
    tu hermano esto tu hermano lo otro
    pero tu eri akaam
    eri limdii i tiernii
    i eri seco pa escribir

    te veo en canal copano xDDD
    i te leo en terra
    eri mui akaaam :)

    ResponderEliminar
  12. Con su programa Canal Copano me alegran el día me río .me río , me acuerdo de uds!! y me río ...

    suerte!!!
    pasa por mi blog ( si es ke tiene tiempo)
    http://dany22ro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Oye que te puedo decir.Eres dueño de una genialidad que no tiene nadie más,espero algún día escribir así como tú (creo que tendría a la profe de lenguaje a mis pies)Que te dieron hombre por Dios, para ser tan así como eres tú!
    Bueno, saludos...yo

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Pero compadre, no sube como en 2 meses, y cuando sube nos bombardea con tdo esto, xD... seré sincero lei solo 2.

    Así es, hoy en dia las noticias se convirtieron en la teleserie favorita del pueblo.

    Que les dio a los noticieros de dar noticias sobre la opinion de cada persona.... no hay chileno que no halla dado su opinion en las noticias. Y despues la generalizan como si ese pelotudo que habla representara a los demas, realmente me emputese eso... y eso antes no pasaba, empezo hace unos años... y ahora con el transantiago, cada "episodio" de las noticias, tiene un caso particular nuevo.

    Hay que apagar la tele.

    ResponderEliminar
  16. Hola [!]

    Ree que me encanta lo que
    escribes...

    =)
    ;)



    LA COPIA VIRTUAL DEL EDEN

    Ahahah.

    Es verdad, ya nadie puede hacer algo, sin que alguien antes te tire
    Basura o te haga hacer otra cosa.

    Porque ya nadie confía en el otro, porque el mundo cada día,
    se hace más basura.

    Lo de los programas de talento, de los videos subidos a youtube,
    Si tienden a ser penosos, al rogar ser alguien reconocido en esta vida.

    Muchos programas muestran eso y la verdad es que a muchos (todos)
    les gusta el hecho de saber que hay otros que están infelices con lo que son y hacen
    Los que nos deja pensando en ser agradecidos por nuestras vidas.

    Por Ejemplo: como hace 5 meses aprox. Estaba viendo “American Idol”
    Mucha gente decía cantar bien, sabiendo que no era así, pero la oportunidad
    de salir en TV, hacerse famosos los impulsa a hacer el ridículo.
    Aprox. hace 2 meses vi el final de “American Idol”, claro, ahora daban premio
    a los tipos que cantaban mal, no creo, que el hecho de ganar un premio por
    cantar mal, los emocione, pero es tanto el hecho de ser reconocidos que los hace
    ver ridículos.

    EL DERECHO DE REIR EN PAZ

    “Nada que ver.”
    Ahahah
    Siempre quise ver esa serie, siempre me quedaba dormida a esa hora.

    Ree es verdad, aquí en chile con suerte, todo chiste termina en el otro,
    Por que nadie, se atreve a reírse de si mismo, para no quedar mal.
    Así dejando mal a los demás.

    LA TELE EN QUE VIVIMOS

    Yo también me pegaría un Tiro si no tuviera cable,
    En la TV abierta, no hay canal que se salve de la misma porquería de siempre
    En fin…
    Ahí veces que dan ganas de tirar la TV por la ventana, de olvidarte de lo
    malo que pasa en el mundo, de las estupideces de la farándula, (que son
    como los clásicos chismes de pasillo); pero al final no se puede odiar o
    amar a la TV por que siempre habrá algo que se salve o algo que te disguste
    de ella.

    Creo, que si no tienes TV, te encuentran raro, pero no importa lo que opinen los otros,
    lo malo es que no tienes idea de lo que pasa a tu alrededor, no se puede
    ser apático a estas alturas de la vida, de la realidad.

    La TV no es mala, lo que la hace mala es la farándula, DRAMADRAMADRAMA,
    que al final nos hace cómplices, sabiendo cosas que no se deberían saber, es
    como un Placer Pecaminoso, todos la odian, pero no pueden vivir sin ella,
    ya que hay gente que se alegra al saber que otro es mas desdichado que uno.

    Ree que lo de la Televisión Juvenil, es cierto, nada muestra algo creado por jóvenes,
    algo que muestre la mirada de los jóvenes.
    Si no que los ponen, ahí con poca ropa frotando cuerpo contra cuerpo o
    los ponen a llorar o a lamentarse. [Como últimamente lo esta haciendo el Diario de Eva;
    que también tiene su parte buena, demostrando el talento de jóvenes, sin destruirlos,
    criticarlos.]

    LA BELLEZA DE TONTEAR

    “Veredicto”, de Mega, un espacio altamente recomendable por lo bizarro de sus casos y su maravillosa jueza, Macarena Venegas. Con ésa me voy a prisión con gusto y grabo todo, como en las películas que pasan en las piezas de los moteles baratos.

    Serías como Paris Hilton y su video.
    xD
    “Mi relación con Pinilla es tan importante como las que he tenido con tres mil tipos más”

    Ahahah.
    xD

    Morí cuando la escuche decir eso.

    Como es posible que esta “señorita” haya tenido
    relaciones con tres mil tipos más

    Sin contagiarse nada. [?]
    Ella debería estar en la serie Heroes.
    Superpoder: Aleja toda ETS

    Deberían averiguar eso.


    Ahahah.

    Ree que me inspire para comentar.

    ;)

    Ree, me encantas
    Cuando te escucho en La grua
    O te veo en Canal Copano.


    =3






    Much Love.
    .- V is for Violeta.

    ResponderEliminar
  17. al final todo esto nos lleva a un consumo y el unico que kaga es uno, "con-su-mismo trabajo, con-su-mismo esfuerzo, con-su-mismo social"

    PD: lees todo lo que te escriben?

    sería muy bueno todo, no voy a decir un genio, pero casi llegando a eso...

    ResponderEliminar
  18. al final todo esto nos lleva al consumismo, sin querer lo muchas veces, pero al final siempre es uno, con-su-mismo trabajo, con-su-mismo sociedad, con-su-mismo ideal. pal pico!

    PD: lees todos estos comentarios?

    un gusto a ver lo leido, no voy a decir un genio, pero en camino a eso...

    chaUchera!

    ResponderEliminar
  19. Nací el '84, no en el "1984" de George Orwell, pero igual en ese tiempo tenían sus similitudes, aunque no alcancé a ser conciente de ello hasta varios años después. Y desde que adquirí esa conciencia de lo que me rodeaba recuerdo que siempre ha estado presente esa TV basura en los canales abiertos, evolución de por medio, claro... de basura orgánica a inorgánica.
    La TV todavía vive en un "1984". Los directivos, que a nadie les interesan, usan a sus agentes (los directores de los programas) para mostrar lo que les conviene y les es rentable, mientras la masa se lo mama todo, ya sea porque no le queda otra, porque no les da para más o porque de veras son coprófagos. Y los que se atreven a llevar la contra desaparecen, "los" desaparecen, o, lo que es peor, les lavan el cerebro y los "convierten". Y otros pocos se atreven a hacer guerrilla desde un canal de cable... Francamente no le veo arreglo a este asunto a muy corto plazo.
    Por otro lado, aunque según tu el hacer tu programa del Via-X (que por cierto no me lo pierdo) no te da mucho derecho a hablar de TV basura, al menos con él aportas a algo que tú mismo señalaste, y que es reírnos de nosotros mismos. Un buen punto de partida.

    Saludos.

    Pancho.

    PD: ¿Por qué no le presentas un piloto a Canal 13 de un programa de conversación/actualidad/contingencia tipo "Tolerancia Cero", pero conducido por tí, tu hermano y José Miguel Villouta? :P

    ResponderEliminar
  20. Cinthia Valenzuela8:12 p.m.

    sabes ... no se ..desde el primer momento en q te escuche en la radio me caiste como pata en la guata .. me decia a mi misma q hace este pendejo de mierda en la radio ...era casi como imaginarme una vaca en una palmera y me preguntaba ¿ como mierda llego esa wea tan alto ?¿?¿?¿? pero este ultimo tiempo en q te veo en la tele y te escucho la radio me arrepientod e cada palabra horrible q decia hacia ti .. eres mui inteligente ... un especimen mui raro para la televicion actual y un raro elemento en los diarios q tratan de dibujarnos una bella realidad en donde todo es una meirda y se ve irreversible ...

    lei cada una de tus reseñas ... concuerdo con cada una de las palabars q dijiste y con cada una de ella me lamneto aun ams todo lo q pense alguan vez de ti y del "notero pobred e sqp" q era tu hermano ... pero son lo màximo cabrones ... lo mejor q ahi en este momento en la tv --- (q es pura mierda) ...
    menos mal q dan su programa a una hora desente en donde podemos verlso .. no como aqllos programas en donde podemos formanos una opinion y los dan a las 8 de la mañana un dia domingo ¡¡¡¡ ><

    grande nico copano lo mejor ...
    no cambies nunca y espero ir a tu programa algun dia ... ¡¡¡¡¡¡¡


    chibi.-
    arica xD

    ResponderEliminar
  21. Claro, seria mentira si te dijera que no te conoci por canal copano... vi tu programa justo semanas antes de escuchar en la rocka 20 pomadas de amor.. y decir, ¿quien es nicolas copano?.. super desconectada porque lei por ahi y has hecho bastantes cosas, pero uno que vive en la burbuja de las juegos nerd de pc, cosas vagas y rutinarias de la net..

    Ey!, lei "LA COPIA VIRTUAL DEL EDEN" y "LA TELE EN QUE VIVIMOS".. y si, la verdad es que a chile le encanta ver television basura, yo misma vi mekano y que, era una pendeja chica sin nada mas que hacer que ver a unos weones bailar axe, pero cuando me di cuenta de la caca que veia (sobre todo ahora que acabo ese programa) me rei y rio de mi misma, de mi naturaleza de apreciar esas cosas que valen caca (como la mayoria de los chilenos) y vaya, admiro que tu seas la excepcion de ese monton.. pero no creas tampoco en el cable, lo tengo desde lo 5 años y muchas veces he dado vuelta la montonera de canales sin pillar cosas descentes como tambien he descubierto canales que jamas en la vida habia dedicado tiempo y vaya que son buenos.

    creo que el problema de chile es que se aprovecha del mal gusto de la gente y se divierte alimentandolo, en vez de sacar programas nuevos, novedosos que no sean tv basura...claro, nadie quere apagar el incendio como dices o simplemente lo ve sin hacer nada (uno disfurta con la morbo de ver cosas rasca para a veces opinar).. pero aun queda una nueva generacion, a ver si la que viene (la nuestra) hace algo (¿y por que no?)

    ResponderEliminar
  22. HOOOLAAAA NICOLÁS!!!!

    JAJAJ LO SIENTO POR LA EUFORIA
    PeRo SOY FELIZ!!
    Hoy fui a canal!!!

    Muy simpáticos ustedes!!
    En serio...

    Me cayeron muy bien..

    Las fotos después, el saludo..

    jajaj

    y te aprendiste mi nombre.. xD xO

    ya, no te digo nada más.. Quizá que te digo en este momento extraño... xO

    Cuidate! Besos!

    ResponderEliminar
  23. Hola Nicolás te vi en el evento del viernes con los 3 quería felicitarte por tu gran personalidad, en realidad me encantas ajaja aunque me siento una mano de matrona por ser así, en fin sigue asi

    ResponderEliminar