20050522

INVIERNO

El invierno es una sensación en el corazón. No se soporta ni con abrigo ni parka. Los guantes siempre son helados por dentro y los stencil que brillan con las luces de los autos, desnudan los edificios sucios y halógenos que rodean el centro. Historias de travestís muertos en las portadas de diarios que flotan en el aire, como hijos huérfanos de la sección de economía, cuando mis ojos llorosos y el editor de la zona (que me acompaña para tratar de escapar de mi pena estupida, para ayudarme a sentir, para tratar de olvidar las oportunidades perdidas y las esperanzas cerradas por un corazón que empuja a delatarse) caminan por Alameda a las 4.30 de la mañana. Una prostituta nos pide un cigarro con una mochila de Winnie de Pooh al hombro y el pelo ondulado. Una escena del Mago de Oz frente a nosotros: un camino recto de luces y cientos de semáforos en rojo que se pierden en el infinito. A lo lejos el cine Lido y un grito desesperado desde un tercer piso:

- ¿Quieres que te chupe el picooooooo? –

Impresionados con mi jefe nos quedamos mirando en esa esquina al psicópata de barba y chaleco azul. Quizás estaba jalado. Su vida no tenia sentido. Observábamos un game over en directo y sin edición. Pensaba la escena del borracho que aprueba, subiendo por las escaleras, con el tipo enfrente, sonriente y con un picahielo en la mano. Maravillas modernas. Un thriller en Santiago Downtown. Todo se puede ir a la mierda. Los carabineros corriendo. El noticiero gritando mentiras. Y yo aca tan solo.

El McDonalds de ahumada, los colectivos. El amanecer frente a la universidad de Chile y Almacenes Paris. Todas las veces que me enamore. Todos los “Nunca mas”. Los bailes en el Clandestino. Borracho de frio. Riéndonos con una Mcnifica en la mano y pensando en el guion de El Informal de esta semana. Planeando como volver un clasico un programa de radio. Compilado de verano. Todo es un refrigerador gigante. Y empieza otro Sabado, llego a mi casa y mi cama esta ocupada por un amigo que se quedo con Fabrizio a ver Star Wars de noche. El sofa me invita indignado a dormir. Y de otra vez se resetea la pena. Las heridas están cerradas. Soy nuevo de nuevo.

24 comentarios:

  1. Constanza1:23 p.m.

    Quizás mi vida no tenga tanta acción como la tuya, pero si se decirte que toda pena se pasa... las desilusiones son normales, después de un tiempo comienzas a extrañarlas...
    Nicolás solo espero que nunca abandones tus sueños... No te conozco, lo se, pero por lo que escribes se ve que tienes muchos proyectos a futuro, y a pesar de todo debes continuar luchando por ellos, no importa que fracases en el intento, por lo menos tendrás el alivio de decir con orgullo que lo intentaste...

    ResponderEliminar
  2. Ése modo de ver el mundo tan treitón que tienes, eh!
    Se le extraña por estos lados, mr workman. besos.

    ResponderEliminar
  3. El invierno y el frio son escenciales para sacar la piel y dejar al descubierto todas las yagas que parecieron alguna vez cicatrizar, pero eso fue una alusinación más de la droga que ahora pierde su efecto.
    Santiago le hace el pie para hacer un escenario más crudo, pero igual sigo sosteniendo que tiene su encanto.
    besos

    ResponderEliminar
  4. el frío es inteligente, se sabe cuidar del abrigo.

    saludos copano nicolas

    ResponderEliminar
  5. Te esta tocando renacer, el mismo proceso de todos quienes a los 18 tenemos creemos ser capaces de todo, y a la vez de nada, los que pertenecemos a la generación de recambio y estamos en el punto de partida tratando de demostrarle a todos por qué llegamos vivos a esta etapa y llenos de inseguridades. Escucha Mátame de Alvaro Henriquez y vuelve a nacer.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:24 p.m.

    Si todo se va a la mierda , entonces la solucion esta en romper las cañerias...
    Tengo la esperanza de que en algun momento no tendremos que seguir en esta ruleta donde todo lo que sube , baja y viceversa .. pero al parecer es ese el sistema en el cual funcionamos , y el que mejor se adapta sobrevive. Recoger todo y volver a mandarlo a la mierda.. Rutina
    Necesaria?

    SAludos

    ResponderEliminar
  7. Penas de amor?, que lata!. Se paralizan las neuronas, aunque sea por algunas horas, la mirada queda fija, el raciocinio detenido, la respiración lentísima...espero hayas dormido bien en el sillón, yo en tu estado habría llorado por mi cama, como excusa perfecta para llorar por algo.
    Nunca te he escuchado en radio, no te he visto tampoco en TV. Espero conocer tu trabajo esta semana, me concentraré en eso.
    Pame.

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo, se notó que en el último episodio del Informal estaba bastante estreñido.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:49 a.m.

    ummmmmmmmmmmmmm......
    www.paniko.cl......cultura urbana, música chilena, nuevo periodismo y más......................

    ResponderEliminar
  10. A veces la vida nos entrega lecciones y legados diarios que a veces no olvidamos...

    La lluvia saca a flote sentimientos de melancolía, nos hace ser sombras andantes sin rumbo fijo, nos hace pensar de manera triste, y caemos en la cuenta de que somos seres bastante masoquistas...


    En fin, tan sólo pasaba por aquí, felicitaciones por tu blog, bastante bueno por lo demás, y eso pos, si tienes tiempo visita mi mula fotolog, en vísperas de la demencia y suicidio.


    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  11. La idea de estos días horrendos y mojados es sacar la melancolía que llevamos dentro...ideas hay en todas partes, hasta en las desilusiones, lo importante es saber aprovechar los recursos, que tú, tienes de sobra...se trata de usar lo que vives y que ves de manera tal que puedas ocuparlo a futuro...no sé si se entiende, pero esa fue mi humilde opinión. Y lástima que la canción no bajó nunca.

    Stf.-

    ResponderEliminar
  12. quizas justo en el brillito de la escarcha de la vereda enfrente de tú casa puedes encontrar el sentido de la vida, quizás no...
    lo más lindo del invierno es que te invita a entregar el poco calor que tienes a otros, para entender que los abrigos y las parkas las inventaron los que querían prescindir de los abrazos de los demás... nunca olvides que noe stas solo, y que los días malos te ayudan a ewntender que cada vez que sucede algo bueno vale la pena vivirlo a concho y recordarlo.
    Y no vayas a enfermarte de nuevo oye... hace mucho drío en las noches para estar mirando amaneceres en la calle... (tu entiendes, eso lo digo exclusivamente de picada :P )
    Muchos cariños nene, besitos, y me gusta cada vez mas tu voz por radio, ya no sale tan fingida y tas modulando mejor.

    :D

    Nachitaxxx

    ResponderEliminar
  13. derrepente es el eterno resplandor de una mente sin recuerdos, derrepente nos hemos olvidado que estuvimos juntos,que fuimos felices, y yo estoy tan lejos de ti.

    Paz

    ResponderEliminar
  14. Anónimo7:45 p.m.

    .. de nuevo escribiendote. Es facil escribir, pero siempre cuestiono mi actitud: ¿vale la pena hacerlo? ¿leerás? ¿te importará lo que digo? .. en fin. Si realmente fueras como de alguna forma te autodescribes, daría lo que fuese por encontrarte y ... y .. no sé! ...encontrarte y mirarte a los ojos para decirte que ... no lo tengo claro, pero iría a buscarte.

    Prefiero creer en que no eres como dicen las columnas, y quedarme con la sensación del niño interesante de los medios. Nada más.

    ¿Por qué? ... no sé, el hecho de ver todo lo que escriben debajo de tus columnas las chicas, ese fervor .... es mejor que te quedes en la radio, la tele y por entre las columnas, y yo? aqui, sentada frente al pc, imaginando que regalo el cielo... solo imaginando


    *P*

    ResponderEliminar
  15. El más frío de los fríos de invierno...

    ResponderEliminar
  16. Ahhh Copano! Te odio!
    Yo no me he topado con ningún trabajador social (ja), pero sería lo último... como para empeorarlo todo un poco más....

    Ayudándole a sentir.

    Paup.

    ResponderEliminar
  17. Es provocador lo que dices, no sé bien para donde me empuja, pero sé que para algún lado.

    Super buen Blog.
    Felicidades

    ResponderEliminar
  18. A lo más podria decir: ¿Que mierda estabas haciendo a esa hora con tu jefe?
    Claro, uno podria pensar que ....
    Bueno eso dejalo al pensar diabolico de los demas
    Pal Informal dale duro no más creando polemicas...

    ResponderEliminar
  19. Valentina12:06 a.m.

    Para eso es el frío de otoño: para hacernos creer que ya estamos en invierno y regalarnos antes el tiempo de gracia para sentirnos miserables. Y creer que la primavera está más cerca y con ella otra oportunidad.

    Todos los días tienen su encanto, por más fríos o lluviosos o huracanados que sean. Aunque solamente sirvan para sacar la pena de adentro, es su propósito y lo cumplen. Sin un día como estos el sol sería un objeto cualquiera.

    Pero creo que eso ya lo saben.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo7:31 a.m.

    Hace tiempo que leo tu blog ¿pq? no lo sé talvez porque me identificó con lo que dices... y por lo mismo quería decirte que las cosas fluyen de cierta manera por algún extraño motivo, no es necesario forzar las cosas, ya lo verás (parecen una serie de frases cliches pero que mas da)

    En el libro "El Arte de la Guerra" aparece una estrofa que dice algo así como "...Las cosas fluyen como el agua, a su propio ritmo y si encuentran un obstáculo encontrarán un nuevo camino para llegar a su destino..."

    Lo importante Copano es saber nuestro destino y disfrutar el viaje con todo lo bueno y malo que aparezca.

    Suerte y ánimo.

    ResponderEliminar
  21. ahora si, pongale alegia a su vida washito!, y no me eche tanto de menos que se puede secar :P

    oiga, y todas las etapas se pasan, don't worry.

    un abrazote ;P

    y a bailar lambada!! (o guata neli consu, usted elige).

    ResponderEliminar
  22. Increíble, vi "el informal" y por primera vez me reí dos veces...(gran talla la de de la traducción para gente medianamente sorda, aunque me huele a plagio). Vamos mejorando, felicidades.

    ResponderEliminar
  23. donde kedo mi post era demasiado bello=(

    ResponderEliminar
  24. lo enkontre es el ulrimo en "niveles "

    ResponderEliminar