20090316

EL MUNDO EN LIQUIDACIÓN
LND

Este mundo estaba vendido a 100 y realmente costaba 40. Haga el ejercicio de ir a su tienda de ropa favorita más cercana y calcule la ecuación entre la mano de obra made in China (que no debe costar más de un cuarto de dólar las 3 horas, como bien nos enseñó NO LOGO, de Naomi Klein) sumando la tela, que encima te venden como "L" cuando es "XS" apretándote como una cecina, y agregue estampado pedorro de regalo.

Hacer lo mismo con todos los productos que se nos ofrecen día a día (descomponerlos y saber cuál es el verdadero precio de la materia prima) puede resultar revelador. Desde el precio de la última consola (que en su mayoría es plástico como el mismo con que hacen sillas de Homecenter) o el café del Starbucks, se puede transformar en la mejor manera de entender la crisis imperante.

Se nos vende la experiencia, se nos trata de engrupir con que necesitamos esto u otra cosa para ser más aceptados. Se nos olvida la básica combinación para la supervivencia llamada techo-comida-ropa y empezamos a desesperarnos entre el modelo de auto que se nos viene y la nueva temporada que se nos va. Nuestra sociedad de consumo se está cayendo. La tecnología fue cómplice, ya que internet se ha vuelto (más que el mall, más que ir a tomarse un helado) la verdadera experiencia colectiva. Y aunque allá adentro seamos o no ratas de laboratorio (el nuevo Facebook te pregunta "¿En qué estás pensando?", para leer de algún modo nuestras mentes) parece que estamos más cerca, que incluso estando parados frente a frente en el Metro. Si el nivel de socialización que humanamente los chilenos mostramos en las comunidades online se expresara en la vida diaria, los tacos de la tarde y los apretones del metro, hora punta, tendrían más onda que un Love Parade.

Esta crisis botará puestos de trabajo que encima, probablemente, no se van a recuperar. Cambios en las lógicas de la manufactura y el comercio en todas las esquinas. Estamos viviendo una segunda revolución industrial que monetizará internet, que acabará con el papel casi como una necesidad ecológica mezclada con decisiones de negocio de parte de las empresas editoras. La televisión y la radio deben entender que como marcas deben pasar a la red y desarrollar contenido ahí: digital y manipulable para que las audiencias puedan desarrollarlas. Masas líquidas, con estados de ánimo, opiniones, acciones, marcarán los pasos para los futuros comunicadores que hoy se preparan a competir en un escenario globalizado, donde hoy dependemos de los chinos para seguir creciendo. Ellos son el nuevo motor de la economía mundial. Son nuestro seguro, es ese nuevo planeta que ha llegado para quedarse.

Para ellos y para todos nuestros inventos, Chile, en esta crisis, tiene una gran oportunidad y yo sé que el talento está entre nosotros. Sólo necesitamos capital e intenciones para modificar nuestro destino: estamos obligados y tenemos la gente para dejar de ser un exportador de materias primas. Vivimos en el país con más usuarios conectados a la gran ola. Dejar pasar esto sería un crimen.

Señor empresario, escuche las nuevas voces, entréguele un turno a ese Chile raro que no conoce. La tolerancia es el nuevo negocio, hágalo crecer y verá cómo sus arcas no sufrirán. Reduzca los costes manejando equipos más pequeños y eficientes en vez de uno solo, dedicado a una cosa en especial. Diseñe áreas de investigación en vez de zonas gigantes de practicantes que traen café, pensando que así gasta menos lucas. Salga a la calle más seguido y mírele la cara a la gente. Esa gente que espera animada un nuevo turno, la que creará el Chile que se nos viene.

2 comentarios:

  1. la verdad, es que todos vamos a sufrir esta crisis. pero en el fondo esta recesion es saludable para la gente de hoy, esuna especie de castigio no solo al capitalismo como modelo economico, sino tambien al mariconesco individualismo ridiculo que es propio de la mente de una sociedad sin identidad. ahora viviremos mas humildemente, aprendamos a vivir humildemente. ojala la crisis nos afecte tambien en nuestro gigantesco ego, esa estupida idea de creernos el oyo del queque. en sintesis, si economicamente vamos a bajar, ojala crescamos como personas.

    un saludo, me caes muy bien

    ResponderEliminar
  2. No solo es el mundo el que esta en Crisis, es la realidad tal cual la conocemos, es empezar a romper el cascaron de ver el mundo desde una concepcion economica meramente. Es dejar de sumar, es convertirnos en una sociedad tolerante e igualitaria. La libertad empieza donde parte la necesidad de otro. Ese es uno de los mensajes que nos entrega la Net en estos dias, somos los generadores de la informacion que otros buscan, de lo que otros esperan, de lo que otros necesitan sin buscar mas recompenza que el otro nos de la satisfaccion de que de algo le sirvio....

    Es mas que un mundo nuevo, es una humanidad mejor lo que hay al final de este tunel que se nos esta por derrumbar

    ResponderEliminar