20040808

GRANDES FRACASOS

The Best Of. Greatest Hits. The Collection. The History. The Real Very Best. Todos los clásicos tienen derecho a un compilado digno: desde Elvis pasando por los Decadentes y recalando en el Puerto Floyd, una Buena manera de mantenerse en el subconsciente colectivo, entregarse a las nuevas generaciones y de paso transformarse en el regalo de navidad perfecto es tener un disco de grandes éxitos. El problema es que no todos somos estrellas de Rock. Si la vida detuviera por un momento al oficinista que toma café, mantiene familia y sus días circulan del trabajo a la casa y de la casa al trabajo, y le exigiera (con arma en mano, para que pueda dejar de teclear y mantener el sistema activo) que diseñara su propio compilado de tracks estrella, diseñando la banda sonora de su vida, probablemente se llevaría una gran sorpresa: los temas estarían vinculados con los momentos mas desesperantes y lamentables de su existencia. No habrían temas de fiesta. Bueno, de seguro ya no habría ninguna fiesta, debido a que llega abatido por el trabajo cada noche, con suerte observa con atención un par de comerciales de la tele y ni siquiera puede tener relaciones con su señora debido al stress galopante que sufre, pero ese no es tema para mi: aun no estoy casado y no quiero interrogar a mi padre acerca de su vida sexual con mi madre para comprobar mi tesis, básicamente por que no estoy preparado sicológicamente para una decepción y para que me echen de la casa por preguntar semejantes perversiones a la hora de almuerzo.

Los grandes momentos siempre tienen como fondo sonoro los aplausos, los abrazos, la histeria, los gritos o en su defecto "We Are The Champions" de Queen. En cambio las caídas, los errores y la soledad siempre pueden encontrar en las voces de Nick Drake, Leonardo Fabio, Tom Yorke, Michael Stipe o Chris Martin un buen compañero en medio del fracaso. La derrota, el No rotundo, el llanto. Pasar la noche en vela. Sentir un vacio. Perder la esperanza. Miro el celular esperando una llamada que no llegará kamas. Corren los buenos viejos tiempos. De seguro mas seguros y mejores que los actuales. Hace un mes era mas feliz. Solo pido 100 días mas de vida para ser parte de esos años que se van. Soy un niño secuestrado en el colegio, no tengo nada que contar. Para divertirme debo inventarme mundos. Un pajaro en la ventana. Mis compañeros conversan sobre temas que no entienden. Estoy en el primer puesto de la sala leyendo el diario. Maldito Móvil sin prepago. Maldita mañana de jueves. Agría espera. Suena Loser de Fondo. Esto es DerrotaFM. Escuchas, los grandes fracasos.

1 comentario:

  1. hola n___n escribes muy bien
    me gusta todo mlo que escribes

    espero que tes bien

    ResponderEliminar